Todo sobre Depilación Cera y Embarazo

Las embarazadas deben prestar una especial atención a la hora de depilarse. Como es lógico, las mujeres quieren mantener el cuidado de su imagen durante este periodo, pero han de tener precaución a la hora de aplicarse cera.

Los cambios hormonales producen cambios en todo el cuerpo, también en las células de la piel. Es habitual que durante la gestación el pelo salga más grueso y abundante; o aparezca en zonas hasta entonces inéditas, como el abdomen, la cara o los brazos. No se deben preocupar en exceso, pues tras dar a luz suele desaparecer.

 

¿Cuáles son los métodos más idóneos de depilación durante el embarazo? ¿Y los más inconvenientes? He aquí una relación de todos ellos, tanto con cera como sin ella.

1. Buenos métodos de depilación durante el embarazo

Las mejores formas de afrontar la depilación durante el periodo de gestación son los siguientes:

 

1. Cera fría: Es preferible a la cera caliente y, al ser fría, se puede utilizar sin problemas. No obstante, el tirón puede afectar a las venas o a las zonas sensibles de la piel, de ahí que se tenga que efectuar con precaución.

2. Cuchilla de afeitar: Es muy poco agresivo y se debe acompañar preferentemente con gel o crema de afeitar, para mejorar el deslizamiento de la hoja. Es una buena opción temporal, aunque es cierto que promueve que el vello crezca más fuerte y grueso. Para evitar la irritación de la piel depilada, es recomendable usar una buena loción tras terminar.

3. Cremas depilatorias: No están contraindicadas, aunque al basarse en diversos productos químicos agresivos, es recomendable vigilar la zona en que se aplica, por si apareciera algún signo evidente de irritación.

4. Depilación con máquina eléctrica: Es un buen método para utilizar durante el embarazo, aunque la extracción del vello causa molestias más o menos intensas. No obstante, suelen incluir cabezales especiales para pieles sensibles.

 

2. Métodos que no se recomiendan durante el embarazo

Se debe evitar en lo posible recurrir a las siguientes técnicas de depilación mientras dure el embarazo:

1. Cera tibia o caliente: La cera caliente favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que podría empeorar el frecuente problema de varices que se presenta durante el embarazo. Los cambios hormonales durante el periodo de gestación hacen que la piel sea más sensible a los cambios y agresiones, por lo que este producto podría provocar quemaduras o lesiones leves.

2. Depilación láser: Durante el embarazo no es recomendable afrontar sesiones de rayos láser. Aunque la ciencia no ha demostrado que sean perjudiciales para el feto, tampoco ha podido determinar lo contrario, de ahí que por precaución es mejor evitar su aplicación.

 
 
comments powered by Disqus