Cómo Hacer una Depilación con Cera - Paso a Paso

Si una persona no tiene experiencia en la depilación con cera, lo mejor es que acuda a un centro especializado y se ponga en manos de una esteticista. Le costará más dinero, pero la acción será mucho más efectiva y, a buen seguro, le dolerá menos. No es lo mismo arrancar la cera con decisión y pericia que hacerlo de forma dubitativa e irregular. De la primera forma sólo escocerá dos o tres segundos. De la otra, molestará más tiempo.

En cualquier caso, siempre será positivo que se informe sobre cómo completar una buena depilación, pues con tiempo, paciencia y práctica podrá terminar aplicándola en su propio cuerpo. Realizar las primeras experiencias en partes pequeñas, como un dedo de la mano o el labio superior, ayudará a los nobeles a adiestrarse en esta técnica.

1. Cómo Hacerse la Depilación con Cera Caliente en 7 Pasos
2. Cómo Hacerse la Depilación con Cera Fría en 6 Pasos 

1. Depilación con Cera Caliente

La pregunta es, ¿cómo hacer una buena depilación con cera caliente? He aquí una serie de pasos:

1. Limpiar la zona que se va a depilar: Es necesario lavarla con agua y jabón y secarla bien antes de aplicar la cera. La presencia de cuerpos extraños o residuos podría dejar zonas de vello intactas o hacer más molesta la depilación.

2. Medir la temperatura de la cera: Por lo general, cuanto más caliente esté, se adherirá más a la piel y habrá más probabilidades de que arranque el pelo de raíz. Se puede aplicar también fría o tibia, según los deseos o necesidades de cada persona.

3. Aplicar la cera: Este paso es realmente fundamental y marca la diferencia entre una buena depilación y una mediocre. La cera se debe extender por la zona que se quiere rasurar con una pala de madera, y siempre siguiendo la dirección de crecimiento del vello. Si se hace al contrario -a contrapelo-, quedarán restos al retirar la tira de cera o no se arrancará el pelo de raíz, por lo que saldrá antes y la persona se verá abocada a repetir el proceso en pocos días.

4. Colocar sobre la cera una superficie mullida: Generalmente, sirve una gasa de algodón. Se debe presionar durante unos segundos para que se pegue bien a la cera. La función de este paso es crear una superficie mayor de la que tirar y así garantizar el éxito de la depilación.

5. Tirar de la cera: El proceso más doloroso y el que más coarta a las personas que no han utilizado este método de depilación. La cera se debe retirar en un solo movimiento y rápidamente en la dirección contraria en la que se aplica. Es decir, se debe quitar a contrapelo. Esto asegurará que el vello se arranque de raíz. Molestará bastante durante dos o tres segundos a la persona que se depile, pero si se realiza con precisión, el resultado será muy satisfactorio y duradero.

6. Limpiar la zona depilada: Tras consumar la depilación, se deben extraer los restos de cera y pelo, preferiblemente con crema o aceite corporal.

7. Hidratar la parte depilada: A diferencia del rasurado con cuchilla, la depilación con cera no suele irritar la piel. Sin embargo, nunca está de más aplicar sobre la zona en cuestión un poco de crema humectante, a poder ser, con Aloe vera, un excelente antiséptico natural y un aliado de la salud de la piel. 

 
 

2. Depilación con Cera Fría

Muchas personas prefieren la cera fría o tibia a la caliente debido a que es menos invasiva para la piel y provoca un menor enrojecimiento. He aquí una serie de pasos a seguir para depilarse con cera fría.

1. Limpiar la zona a depilar: Es siempre una condición necesaria. Así se eliminan los cuerpos extraños y, por tanto, se garantiza un mejor resultado.

2. Colocar talco en la superficie corporal: Si se hace esto en la zona a depilar, el proceso será más efectivo.

3. Colocar la cera: Éste es el paso más importante del proceso. Se debe expandir una capa de cera en el sentido del vello, siempre en su justa medida. Si se aplica poca cantidad, no se arrancarán todos los pelos; y si se hace en exceso, será más doloroso despegarla, pero no necesariamente se conseguirá un mejor resultado.

4. Cubrir la cera de una banda depilatoria: De este modo, tirar de ella será mucho más fácil.

5. Tirar de la cera: De forma firme y rápida. Dolerá unos segundos, pero si se hace con tino, el resultado será perfecto.

6. Limpiar e hidratar la zona depilada: Limpiar con aceite una vez se haya extraído la cera para así eliminar posibles restos. Una vez hecho esto, es recomendable aplicar una crema humectante.

 
comments powered by Disqus